¿A quién beneficia la reforma de las pensiones del PP?

Por David Pineda @El_Henequen

El Partido Comunista de Andalucía está inmerso en una campaña de información y movilización debido a la reforma de pensiones impulsada por el PP

La reforma de las pensiones que impulsa el PP sigue la dinámica de las reformas emprendidas por el Gobierno de Rajoy en esta legislatura, es decir, ataque a los derechos de la clase trabajadora para la satisfacción de los dictados económicos de la Troika. Conviene recordar que cuando hablamos de dictados económicos de la Troika nos referimos eufemísticamente a los procesos que provocan un aumento en los beneficios de la oligarquía financiera a costa de la pérdida de poder adquisitivo de la clase trabajadora, o lo que en términos marxistas se denominaría aumento del grado de explotación.

Argumentos del bipartidismo, la Troika y la Oligarquía

El argumento empleado por los defensores de la reforma es sencillo y aparentemente inapelable: la esperanza de vida está aumentando de manera que se produce un envejecimiento de la población. Este hecho provocará que la población activa sea incapaz de mantener el sistema de pensiones mediante sus aportaciones a la seguridad social, es decir, el sistema será deficitario puesto que los ingresos serán inferiores a los gastos.

Este argumento fue utilizado por el PSOE para su reforma de pensiones del año 2011, en la que retrasaron la edad de jubilación a 67 años, se incrementó de 15 a 25 años el cómputo de la cuantía de la pensión y se aumentó de 35 a 38,5 los años de cotización necesaria para cobrar el 100% de la jubilación.

La esperanza de vida y las pensiones

Analizando los argumentos de PP, PSOE, CIU, PNV y demás instrumentos al servicio de la oligarquía se vislumbra una tesis aterradora. Debe reducirse el número de años en los que un trabajador disfrute de una pensión tras su etapa activa, derecho adquirido tras largas luchas de la clase obrera.

Efectivamente, el resultado de ampliar los años de cotización necesarios para percibir el 100% de la jubilación, el aumento de la edad de jubilación, la reducción del poder adquisitivo de los pensionistas unido a otros factores como el copago sanitario provocarán posiblemente una reducción de la esperanza de vida en los trabajadores con menor poder adquisitivo.

Es una evidencia científica que la esperanza de vida en los sectores más desfavorecidos económicamente es inferior a aquellos sectores de la población con mayor poder adquisitivo. Según un estudio de Vicenç Navarro y otros especialistas en salud pública, hace aproximadamente una década existía una esperanza de vida 8 años superior en los barrios ricos que en los barrios pobres de Barcelona.

Podemos concluir que los trabajadores con menor poder adquisitivo serán, como siempre, los principales perjudicados de esta reforma. Resulta “paradójico” que los pensionistas vean mermados sus ingresos al mismo tiempo que se ponen en marcha reformas contrarias a la gratuidad de nuestro sistema de salud.

La sostenibilidad del sistema público de pensiones

Tal y como plantea Bruno Estrada, de Economistas frente a la Crisis, resulta sorprendente que en el Informe que justifica la reforma del PP no exista ninguna proyección sobre la evolución futura de las cuentas de la Seguridad Social.

Como nos tienen acostumbrados, el PP parece conformarse con la previsión de un déficit estructural derivado de la evolución demográfica y la consecuente necesidad de reducción del gasto de la Seguridad Social mediante la reducción de la cuantía de las prestaciones. Como siempre se nos presenta la reducción del gasto como un efecto incontestable, producto de la aplicación de una “única” ciencia económica. Pero cualquiera que quiera utilizar por un instante el don humano del análisis convendrá que el déficit es el resultado de dos factores: los gastos y los ingresos.

Es en el aumento de los ingresos y no en la reducción de gastos donde podremos encontrar las vías para hacer del sistema público de pensiones un sistema sostenible y solidario.

El análisis del sistema público de pensiones desde la perspectiva de los ingresos nos lleva a culpar del actual déficit a la reducción de las cotizaciones, tanto por el número de cotizantes (más de 4.000.000 de puestos de trabajo destruidos durante la crisis) como de las políticas de bonificaciones de cotización puestas en marcha por los sucesivos gobiernos del PP y el PSOE, sin olvidar la precarización de los contratos laborales y la inferior cotización de los mismos.

Todo esto hace indicar que no es la sostenibilidad del sistema público de pensiones lo que motiva la reforma de las pensiones.

La reforma del PP

La reforma del PP introduce dos nuevos factores en el sistema público de pensiones cuyo objetivo es muy básico: reducir el valor de las pensiones.

El primer factor es el Factor de Sostenibilidad, dicho factor se aplicaría a partir de 2019 una vez calculada la cuantía de la pensión. Si la esperanza de vida aumenta, como es previsible, este factor será inferior a 1 y provocará una reducción de la pensión calculada. Dicho factor se aplicaría a los nuevos pensionistas a partir de 2019

El segundo factor es el Índice de Revalorización de las Pensiones, este factor sustituye al IPC como índice para la revalorización de las pensiones, e incluye elementos adicionales como la situación de ingresos y gastos del sistema. Establece un mínimo de “revalorización” del 0,25%, mínimo que por cierto se aplicará a las pensiones en 2014. Dicho factor es aplicable a todos los pensionistas a partir de 2014.

La pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas con la aplicación de esta reforma es más que evidente, CC.OO. cifra esta pérdida de poder adquisitivo entre un 14,8% y un 28,3% para los próximos 15 años.

Según el Partido Popular, todo este sacrificio de los trabajadores supondrá un ahorro de 33.000 millones de euros en los próximos 9 años, cifra inferior a los 36.000 millones de euros prestados a la Banca que este año el Gobierno ha dado por perdidos. El proceso no puede ser más gráfico, los impuestos de los trabajadores pueden destinarse a cubrir las pérdidas generadas por la especulación financiera pero no a cubrir el descenso de ingresos en la Seguridad Social derivados de la crisis provocada por esta misma especulación.

Objetivos reales de la reforma

Santos Miguel Ruesga, catedrático de Economía Aplicada de la UAM, y único miembro de la comisión de “expertos” que votó en contra del “Informe del Comité de Expertos sobre el factor de sostenibilidad del sistema público de pensiones” justificó su oposición en dos motivos:

· La reforma de las pensiones se realiza en función a los planes de austeridad impuestos por la Troika y no en función a la sostenibilidad económica de del sistema público de pensiones.

· La reducción del valor de las pensiones allana el camino a los fondos de pensiones privados.

Estos y no otros son los verdaderos motivos de las reformas de las pensiones impulsadas por PSOE y PP.

Si tenemos en cuenta que las supuestas políticas de austeridad de la Troika tienen como objetivo el debilitamiento del Estado y la privatización de los servicios públicos en línea con lo aprobado en la Unión Europea (Maastricht, directiva Bolkestein, etc), llegaremos a la conclusión de que el objetivo de las reformas es uno: ofrecer a la Oligarquía Financiera uno de sus botines más ansiados, el sistema de pensiones.

El descenso drástico del poder adquisitivo de las pensiones unido a medidas como el reciente anuncio de que el Gobierno reducirá un 30% los impuestos sobre los planes de pensiones privados confirman que el objetivo principal de la reforma es promover los planes de pensiones privados a costa de dilapidar el actual sistema de pensiones

Sistema Público de Pensiones o Planes de Pensiones Privados

¿Qué supone realmente el cambio de un sistema público de pensiones a uno privado?

El sistema público de pensiones se basa en garantizar las prestaciones del pensionista actual con las aportaciones de los trabajadores en activo actuales. Es un sistema en el que los trabajadores de hoy pagan las pensiones de las generaciones de trabajadores anteriores. Es por lo tanto un sistema solidario que garantiza pensiones mínimas para el conjunto de trabajadores.

Los planes de pensiones privados se basan en la capitalización del ahorro de los trabajadores, es decir, las empresas financieras invierten esos ahorros en productos financieros, las pensiones futuras dependerán de lo productivas que hayan sido esas inversiones. Varios son los factores a tener en cuenta, en primer lugar, este sistema es profundamente insolidario y desigual pues los trabajadores con menor poder adquisitivo difícilmente pueden hacer frente a un plan de pensiones que permita garantizar unos ingresos mínimos en el futuro; en segundo lugar no garantiza las pensiones futuras, pues las pensiones futuras dependerán del tipo de inversiones realizadas por un sector caracterizado por su empeño en la economía especulativa; y en último lugar porque los planes de pensiones otorgan mayor poder económico a la Oligarquía Financiera.

A través de los planes de pensiones privados la Oligarquía Financiera concentra grandes cantidades de ahorro para capitalizarlas, estas grandes cantidades de capital ajeno pero gestionado por las financieras les permite controlar las empresas y administrarlas en función a los intereses propios a la Oligarquía. Este mecanismo provoca el incremento del control de la Oligarquía sobre la Economía. Este control les permite someter a los gobiernos de los países para que legislen en favor de sus intereses y hagan reformas como por ejemplo la futura reforma de las pensiones del PP.

Referencias:

Cuaderno Fundación Memoria y Cultura. 1. Reforma de las Pensiones. Alberto Garzón http://pcandalucia.org/pensionazo/wp-content/uploads/2013/11/CuadernoPCApensionesWeb.pdf

Barcelona es poderosa, Barcelona tiene poder. Salvador López Arnal (Rebelión) http://www.rebelion.org/noticia.php?id=162601

Por qué voté en contra del Informe de Expertos sobre las pensiones. Santos M. Ruesga (El Plural) http://www.elplural.com/2013/06/13/por-que-vote-en-contra-del-informe-de-expertos-sobre-las-pensiones/

La insoportable levedad del Informe sobre el Factor de Sostenibilidad. Bruno Estrada http://economistasfrentealacrisis.wordpress.com/2013/07/09/la-insoportable-levedad-del-informe-sobre-el-factor-de-sostenibilidad/

Las pensiones no están en peligro. Vicenç Navarro (El País) http://elpais.com/elpais/2013/01/30/opinion/1359549279_386516.html

Cuestionando la sabiduría convencional sobre las pensiones. Vicenç Navarro (Público) http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2013/06/03/cuestionando-la-sabiduria-convencional-sobre-las-pensiones/